Una canción personalizada

Una letra creada por una amiga de los novios. La fuente de inspiración, los novios y su boda....

La fuente de inspiración, los novios y su boda. Los cantantes, sus invitados. Su misión, sorprenderlos.

Esta vez tenemos una cómplice. Una de las amigas de la novia ha cambiado la letra a la canción preferida de V. y L.

Tenemos que conseguir sorprender a nuestros novios.

Dividimos a los invitados en dos grupos en función de la hora de llegada. El primer grupo lo componen los amigos y algún familiar. Los dirigimos hacia el lugar de la ceremonia. El tiempo juega a nuestro favor, ya que podemos explicarles, sin demasiada prisa, el funcionamiento de lo que preparamos y hacer un pequeño ensayo.

Es muy divertido ver a un grupo de amigos cantando una canción muy conocida (como es My Heart Will Go On) con una letra distinta, una letra creada por y para los novios.

Una de nuestras compañeras les dirige durante el ensayo. Los invitados están tan dispuestos, que con sólo ensayar la canción cuatro veces han tenido suficiente.

Una componente del equipo espera a los novios y al resto de invitados para darles la bienvenida. Nos llama por teléfono y nos avisa que ya llegan. Nos hace notar que el grupo de amigos canta con tanta fuerza y entusiasmo, que se les oye desde la casa, que está situada a 300 m del lugar.

Tras el exitoso ensayo, y sabiendo de antemano que la mitad de los invitados apoyaría con sus voces a la otra mitad, iniciamos el enlace. Por supuesto, V. y L. no se dieron cuenta de nada.

Como detalle los novios han creado camisetas, una para cada uno de los invitados. Llevan grabadas una foto de los novios y la frase "Yo también estuve".

Todo transcurre con normalidad. Durante el banquete, y sin que V. y L. se percataran, un componente del equipo se encarga de avisar al resto de invitados y explicarles el funcionamiento.

Ahora toca la escena del ramo. L. y V. han decidido tirarlo desde la ventana del piso superior al patio donde se celebra el banquete. Así que vamos a aprovechar la oportunidad.

Rápidamente, y mientras otra compañera los entretiene en el piso de arriba, repartimos las camisetas y les indicamos cómo y dónde tienen que situarse para el "momento canción". Todos y cada uno de ellos está situado donde estaba previsto y llevan puesta la camiseta.

L. y V. bajan por la escalera que da a la zona de baile. Suena la música y todos, al unísono, empiezan a cantar. La letra es emocionante.

Los novios ríen y lloran al mismo tiempo, sin dejar de mirar atónitos a sus invitados...

Esta vez hay que agradecer la colaboración a nuestra cómplice y amiga de L. y V.

¿Quieres ver las dotes artísticas de todos tus familiares y amigos?

Aquí te dejamos la idea.

  •   Emotivo.

    Si conseguís que por un sólo momento alguien se emocione no lo olvidara jamás. Aprovechad este día para transmitir aquello que sentís, no tendréis nunca más una oportunidad así, pero sobretodo siempre con sinceridad. No evitéis emocionar ni emocionaros, este día está para esto.
     
  •   Visual.

    El ingrediente peor interpretado de una boda. Incluye todo aquello que tiene que ver con los sentidos, gusto, oído, vista e incluso el olor y el tacto. Su utilidad es la de hacer que las emociones sean intensas y se recuerden mejor Sin emociones, una boda visual se olvida fácilmente.
     
  •   Divertido

    Y divertíos... No us preocupéis de nada, que nada os estropee este día. Es vuestro día y todo está preparado para que lo disfrutéis, no os preocupéis porque todo salga bien, todo saldrá bien. Pasadlo bien...
     

Mil imágenes si te sientes relajado:

Mil imágenes si te sientes enérgico:

Teléfono 655.30.40.90. Síguenos En: