Hay muchos sitios donde poder celebrar vuestra boda. Estamos seguros que si estáis leyendo esto, es porque ya habéis descartado todos aquellos espacios donde las bodas se hacen de una manera prefabricada. Seguramente que aún os quedan muchos otros sitios para decidiros, todos con ventajas e inconvenientes. Aquí os proponemos algunos.

En casa: Hacer una boda en casa es una de las opciones que podemos tener en cuenta si tenéis un jardín lo suficientemente grande. Necesitaréis un servicio de cocina externo y el equipamiento necesario, sonorización, iluminación...

Deberéis tener en cuenta qué hacer en caso de lluvia. Si no tenéis una alternativa en este caso, desistid de hacerlo en casa. Las alternativas suelen ser carpas (hay que ser conscientes del precio que suponen, y deberéis tenerla reservada para el día en caso de lluvia), o reservar un espacio cercano.

Un error común es el de intentar supervisar uno mismo su boda. Es imprescindible delegar la supervisión de todos los elementos de vuestra boda a terceras personas, ya que cualquier responsabilidad asumida por vosotros ese día os podría estropear el momento.

Hoteles en la costa: Hay una diferencia muy clara entre los hoteles de costa y los hoteles rurales, sobre todo en temporada alta. La finalidad de los hoteles de costa es obtener el máximo beneficio en un período breve de tiempo, por lo cual la importancia que puede tener para ellos una boda en temporada alta no suele ser la que merece.

Tenéis que tener muy claro, si puede ser por escrito antes de confirmar vuestra boda, cuáles son las condiciones de la celebración de una boda, los horarios y las limitaciones impuestas por la existencia de otros huéspedes y las diferentes políticas del hotel.

Tened en cuenta que soléis contratar vuestra boda en invierno, cuando el hotel está vacío. Imagináoslo en el momento de vuestra boda.

Valorad siempre la opinión de terceras personas que conozcan el espacio y dejaos aconsejar.

Hoteles rurales: Estos otros hoteles, de trato muy diferente del de los hoteles de costa, valoran especialmente el trato personal y el servicio. Saben que es un día muy importante para vosotros y suelen estar a la altura.

Como acostumbran a ser hoteles pequeños, podéis valorar la posibilidad de alquilarlo entero para vuestros invitados, bloqueando todas las habitaciones el día de la reserva. En este caso, no limitéis la boda a unas horas, sino que podéis hacer que dure todo el fin de semana.

Es posible que no tengan una cocina preparada para una boda, pero podéis valorar la posibilidad de un espacio para catering y ver si reúne las condiciones necesarias.

Como siempre, dejaos aconsejar por quien conoce el hotel.

Masías: Las masías o casas rurales tienen características en común con un hotel rural pero no ofrecen prácticamente ningún servicio, por lo cual todo lo que se haga deberéis contratarlo externamente.

Debéis tener en cuenta el espacio donde hacer el banquete y las opciones en caso de lluvia. Suelen ofrecer total libertad de horarios, lo que amplía las posibilidades de vuestra boda.

Existen algunas masías que se han especializado en bodas y han adecuado un espacio para banquetes. Acostumbran a tener un servicio de cocina externo, lo que amplía la posibilidad de menús diferentes y caterings alternativos.

Y en cualquier lugar... Cualquier lugar es válido para hacer una boda. Siempre que seáis previsores y tengáis en cuenta todos los imprevistos y permisos, podéis hacer vuestra boda donde queráis.

Un paseo por la historia

Al pasar por debajo de sus enormes arboledas centenarias nos parece que damos un paso atrás en el tiempo.

Un sitio con encanto

Existen lugares que nos hacen olvidar los problemas, que nos recuerdan cómo era la vida hace unos años.

  •   Emotivo.

    Si conseguís que por un sólo momento alguien se emocione no lo olvidara jamás. Aprovechad este día para transmitir aquello que sentís, no tendréis nunca más una oportunidad así, pero sobretodo siempre con sinceridad. No evitéis emocionar ni emocionaros, este día está para esto.
     
  •   Visual.

    El ingrediente peor interpretado de una boda. Incluye todo aquello que tiene que ver con los sentidos, gusto, oído, vista e incluso el olor y el tacto. Su utilidad es la de hacer que las emociones sean intensas y se recuerden mejor Sin emociones, una boda visual se olvida fácilmente.
     
  •   Divertido

    Y divertíos... No us preocupéis de nada, que nada os estropee este día. Es vuestro día y todo está preparado para que lo disfrutéis, no os preocupéis porque todo salga bien, todo saldrá bien. Pasadlo bien...
     

Mil imágenes si te sientes relajado:

Mil imágenes si te sientes enérgico:

Teléfono 655.30.40.90. Síguenos En: